Municipio De Moca

Segundo (Bury) Cabán Hernández

Nació el 23 de abril de 1923.  Sus padres fueron Segundo Cabán y Felicita Hernández.  Desde temprana edad comenzó en la música en actividades escolares.  Contrajo nupcias en 1937 con Angelina Sosa donde procrearon cinco hijos.  Luego se casó con Aida Méndez y procrearon un hijo.

En el año 1949 ingresó en la Fuerza Armada de EU, donde recibió el rango de Platoon Sargent, al regreso de la guerra comenzó su vida artística profesional.  Organizó su primer trío “Los Aguadillanos”, el cual lo componían Tatín Vale, Pablo Fernández, Jim Pérez y Bury Cabán.

Su primera grabación fue para “Mardy Company”, y su primera interpretación, “Si me dan Pasteles”.  Para el 1950 viajó a los Estados Unidos para continuar sus grabaciones, a las que se unió Yomo Toro, uno de sus mejores compañeros con el que grabó sus mejores éxitos en su carrera artística.  Ejemplo de estos son: “Amor con Amor se Paga”, “No quiero ser tu Amante”, “Convicto de Amor” y otros.

Aparte de ser uno de los mejores boleristas de Puerto Rico, también era conocido como uno de los mejores interpretes fue: “Mamá Vieja”.  Perteneció a los “Cuatro Ases de Puerto Rico” participando en la grabación de un disco de larga duración.

Para el año 1968 viajó nuevamente a los Estados Unidos donde hizo un debate musical con su hijo José Cabán, mejor conocido como Paíto.

Bury Cabán fue presentado en Estados Unidos junto a la gran  artista Libertad Lamarque.  Años tras años el artista mocano, Bury Cabán, fue presentado en las fiestas patronales de su pueblo lo cual lo llenaba de mucho orgullo.  En la culminación de su vida artística  sus logros mayores fueron; declararlo príncipe del Tango en Puerto Rico en el Festival celebrado en el pueblo de Isabela, dedicado a Carlos Gardel.

Además de cantar, se destacó en la ebanistería, artesanía y en la construcción.  Fue también quien construyó la primera Iglesia Adventista de Moca.  El 1 de noviembre de 1983 tuvo un derrame cerebral que lo mantuvo en cama.  Aún así desde su lecho de enfermo siempre recordaba a la gente de su pueblo y los llevaba en su corazón, tanto así, que en su última grabación le dedica su mejor canción a su pueblo, “Mocano Soy”.